Atracciones híbridas... Relaciones ambiguas...Amistades peligrosas

Publicado el 22 de Mayo en Diario de Laura | Sin comentarios

Flotaba este sábado como alguien que se niega a experimentar otra sensación diferente al placer. Placer al hacer las diligencias mañaneras, al desayunar, al preparar la comida para seres queridos, esa forma tan hermosa de demostrarles amor... Música, siesta, música de vuelta. Baños, mascarillas, mimos. El murmullo de haberme perdido el concierto de Alejandro Sanz, pero maizado por Stan Getz & Joao Gilberto que acunan mi oído con un bossa jazz maravilloso.

Pensaba en esas atracciones híbridas, en eso ambiguo que es amistad pero que más allá es una amistad con atracción. Nos sentimos fascinados, atraídos y es muy parecido al enamoramiento, pero yo diría que mucho mejor. De los hombres que he tenido a mi lado, adoro a aquellos que fueron mis amigos, que no importaba la actividad o el tiempo compartido, no nos hartábamos de hablar, reír, hablar más, comer, ir a conciertos, compartir con más gente.



Un joven viejo

Publicado el 8 de Mayo en Diario de Laura | Sin comentarios

Todavía este domingo que ya roza el mediodía aletean los instantes. Esa evolución que en nuestra mente tiene un encuentro con alguien que logró abrir los poros de la curiosidad. Nos decimos con convicción: “me gusta”. Es como algo que se va constando cuando reparamos nueva vez en esa mirada que esconde eso, esa chispa que se mezcla con unas pupilas incomprendidas, con un dejo de tristeza.

Intentaba recordar si lo había pillado en alguna mirada reveladora, más allá de la atención educada durante la conversación. Una mujer se siente cómodamente madura cuando su interlocutor es más joven pero tiene talento para disfrutarla. Una juventud que en algún punto es vieja y que ansía la emoción intensa de la experiencia, como absorber un poco de una vida ya vivida y que ahuyenta a su insatisfacción vital.

Aprendió a ser algo pragmático y asumió que debía transigir ante el sistema. Al fin y al cabo nadie quiere verse del otro lado del bienestar. Pero él, como yo, no pertenecemos del todo. Y en ese no pertenecer es donde se desata el vértice de un encuentro.

Más de 48 horas después, flota en el aire ese conversar pausado. Reviso su figura estar, gesticular, mirar y sonreír. Su presencia que noté entre el tumulto y que luego tuve más cerca, en exclusiva, mientras aquel ambiente de retornados de regreso de su conquista al mundo me hizo sentir infinitamente joven, cómoda en mi piel renuente a renunciar a la vibrante posibilidad de continuar abriendo esa puerta.



Instantes

Publicado el 6 de Mayo en Diario de Laura | Sin comentarios

Era ese gesto que siempre ponía cuando se sentaba en el que había tomado como su asiento en aquella mesa. El fondo, era un efecto visual que ilustraba esa selva que se tejía alrededor de las largas noches de vinos y charlas.

Era una noche cualquiera. Una de viernes. Ella aparentaba calma. Pensaba, confiada que no se notaba demasiado el esmero y disfrute que había puesto arreglándose para él. Que era evidente que la ducha había sido una experiencia sensual, porque frotarse el gel y echarse agua caliente era como un preludio a sus caricias.

Disimulaba la secreta sonrisa que se le dibujó mientras se preparaba, mientras pensaba que esas ropas iban a ser tiradas al suelo.



La persona que soy ahora

Publicado el 1 de Mayo en Relaciones peligrosas | 1 Comentario

Si un día te descubres teniendo un destello de lucidez en medio del ritual repetitivo y lastimoso de la autocompasión victimizada que te dice con frialdad: “si fuera yo no me enamoraría de la persona que soy en este momento”, despierta.

Dicen que volver a cerrar los ojos luego de haber visto es bastante peor que no haberlos abierto nunca. Si en medio de los patéticos “nadie me quiere”, “por qué yo”, “todo el mundo va teniendo pareja menos yo”, “qué pasa conmigo” ,“por qué  mi pareja no me hace feliz”… que no llevan más que a profundizar el hoyo por donde se va yendo la vida, la energía y las posibilidades de acción, algo dentro reacciona, un dejo de valentía y objetividad se alza y logra hacer  insight tan poderoso como ese, no es para que arruguemos la cara en la almohada y nos lloremos como si viéramos pasar por delante nuestro propio funeral, sino para que podamos asumir que algo puede que esté yendo muy mal con nosotros.



Día de los Inocentes

Publicado el 7 de en Ficciones peligrosas | 1 Comentario

 

Los miércoles solía sentarse en la mesita exterior de ese bar en el centro. Era el día oficial de caza. Se trataba de probar habilidades para detener a alguna mujer que despertara su curiosidad. Por su atractivo, pero más que todo por alguna pista que le indicara a su olfato de sabueso que estaría dispuesta a dejarse invitar unos tragos y a escuchar sus historias, y a partir de ahí determinar cómo terminaría el encuentro.



<<Anteriores