Fragmentos de papel 1

Publicado el 4 de Diciembre en Diario de Laura | Sin comentarios

El mundo se divide entre los que aman a un amor imposible, y a su vez, son amores imposibles de sus parejas; y entre aquellos, míticos, que casi nadie en realidad conoce, que se aman por igual el uno al otro.

Supongo que debe ser el ideal que persista. Lo necesita uno. Creer que hay ese algo por perseguir, que un día lo encontraremos. Negarse a pensar que es odo ardor y el resto hastío. Seguir insistiendo en que sí, en que aparecerá. Antes, justo antes e que se termine de zanjar el surco que amenaza con una coraza ura entre de ya no demasiado tiempo.



La verg√ľenza de las casadas con infieles

Publicado el 19 de Noviembre en Relaciones peligrosas | Sin comentarios

Detrás de su gesto señorial, de sus modales naturalmente refinados, de la dignidad de su andar, de la inocencia de sus sonrisas, el rumor acallado de lo que todo el mundo sabe se aposa y provoca un lamentable sentimiento de lástima.

Su tono educado, pausado, jovial, incluso encantador a veces, parece implorar que se olviden los datos, las historias, y que ese hombre que se ve tan dispuesto y exclusivo en ese evento social, que posa con sentido de propiedad la mano en el revés del escote y exhibe con orgullo a “su mujer”,  en ese momento y con su gesto, sirva para borrar las demás imágenes, los demás nombres, los excesos.

Los caballeros, solícitos, se acogen a su código. Están presentas las esposas, las “doñas” de las casas, lo solmene, oficial y sagrado impera, y no es momento de hablar de anécdotas y hacer jugadas. Casi todos con colas para pisarles, casi todos con las mismas razones. Se entienden, se tapan. Lo hablan solo entre los hombres, a las esposas, está claro en las reglas, no se les dice nada.



Resaca de felicidad

Publicado el 15 de Noviembre en Diario de Laura | Sin comentarios

De pronto este sano ejercicio de catarsis que es para mí escribir se torna también revelador. Él sabe quién escribe todo esto y está pendiente de lo que pueda hacer referencia a este encuentro.

Así que me lo tomaré como una conversación diferida, como una especie de email que se lee en voz alta, ante un grupo de amigos.

Lo cierto es que me he despertado con una sensación de sereno desconcierto. Cansada por la resaca de unos días de intenso movimiento playero con amigas, con la nostalgia de la despedida y con la amenaza del regreso al trajín diario, me siento ligeramente vulnerable.

Una queda nostalgia que me empaña un poco la mirada. Y es ahí, en ese espacio donde me percato de la fragilidad de ciertos vínculos. Alguien de cuya existencia no sabías hacía apenas nada, que de pronto se acerca y se inserta en mi vida. De un modo inexplicable, como lo más natural del mundo.



Pacto con la felicidad

Publicado el 28 de Septiembre en Diario de Laura | 1 Comentario

Un día le dije a la voz esa que tanto me cuestiona, que si había algo que no podía hacer era volver atrás, por más que lo deseara con fuerza algunas veces. Es irreparable el hecho de tener la edad que tengo, de que hayan ocurrido las cosas que ocurrieron y que la ausencia de pareja estable se haya vuelto una espiral demasiado larga.

Le dije que francamente me tenía harta, y que la madurez a la que ya oficialmente comienzo a entrar tiene que convertirse en algo más relajado, donde la sabiduría alcanzada se coloque por encima de las circunstancias.

Una especie de batido de todo lo que he leído sobre budismo, sobre todo aquello que nos enseña que en realidad no tenemos ni idea ni control de nada y que ocuparnos de ser es lo único que verdaderamente importa. De mis vivencias y reflexiones, de las terapias y la escritura.



The Dentist day

Publicado el 24 de Septiembre en Diario de Laura | Sin comentarios

Como el cumplimiento de una profecía, aquí estuvo en mis brazos… Aquello que se encendió en su cubículo de dentista, se hizo llama. El FB y sus mensajes privados, sus fotos, su forma de acercarnos…

Y hoy era el día señalado en algún lugar, esa alma que tan conocida me resultaba, tan familiar. Cuando ocurre eso, que un extraño prácticamente, parece un amante de años… Con quien te sientes cómoda, con quien todo fluye… Y ocurre. Ocurrieron los besos.

Dentro de la imposible imagen de verte llegar a mi casa, bajo un aguacero a tomar café… sin prisas.. con tu cara buena, como quien está cumpliendo su destino. Yo, te recibí como si te hubieras marchado hará 24 horas, como si la vida nos hubiera mantenido unidos y de pronto me visitabas.



<<Anteriores